jueves, julio 18, 2024

QUILMES

LA DIÓCESIS DE QUILMES CELEBRÓ SU ENCUENTRO DIOCESANO PARA EL CAMINO SINODAL

La Diócesis de Quilmes celebró esté sábado 18 de marzo su encuentro diocesano en el Camino Sinodal en la Casa de Espiritualidad Santo Cura Brochero de Bosques, en comunión con el Encuentro Sinodal del Cono Sur que se celebró la semana pasada en Brasilia (Brasil), los 10 años del pontificado de Francisco y la ordenación del Obispo Auxiliar de Quilmes, Eduardo Redondo, hace un mes en la diócesis. 

“Ensancha el espacio de tu carpa” (Is. 54, 2) fue el lema que orientó el encuentro, en el que se inició de manera formal la Campaña de Fraternidad 2023 que anima Cáritas Quilmes para, en este tiempo de Cuaresma, colaborar para sostener la Casa “Papa Francisco”, donde se alojan los familiares que acompañan a los internados en el Hospital El Cruce, “la mayoría de origen humilde, venidos del interior”, como anticiparon los obispos de Quilmes Carlos Tissera y Eduardo Redondo en su carta pastoral de Cuaresma.

El Padre Obispo Tissera dio gracias a Dios por el 10º aniversario de Francisco como Papa y recordó las líneas de acción de su pontificado que manifestó en la Exhortación Apostólica “La Alegría del Evangelio”:  “El Papa Francisco quiere una Iglesia pobre para los pobres, porque así  lo quería Jesús”. Y presentó al Padre Obispo Redondo, quien explicó de dónde venía y los países en donde sirvió (Brasil, Cuba, Italia, Perú, y con vistas a África y Asia).

El Obispo Auxiliar compartió que “caminamos juntos con lo bueno de cada uno” y resaltó tres rasgos que descubrió en la Iglesia de la diócesis que peregrina en Quilmes, Florencio Varela y Berazategui: “Se hace mucho bien, y se lo toma como natural… y también ¡hay que celebrarlo!, […] Es una iglesia que habla de Dios, […] y descubro una iglesia con memoria, para vivir con fuerza el presente y proyectar el futuro”.

Los integrantes del Consejo diocesano para el Camino Sinodal, que animaron toda la jornada, hicieron memoria de los encuentros previos, en los que rescataron las huellas en las que se reflejó “¿de qué venimos hablando por el camino?”, como los discípulos de Emaús, y los encuentros por decanato en los que se narraron los sueños de Novak. Además, se compartió lo que presentó la Diócesis de Quilmes -fruto del camino sinodal recorrido- para el encuentro continental celebrado en Brasilia. Y se invitó a los presentes, divididos en grupos, a sumar su voz frente a la pregunta “¿Qué gestos, acciones, proyectos podríamos pensar para 2023?», que hagan valer la participación, la comunión y la misión. Además, se compartió la presentación de los jóvenes en la asamblea continental de Brasilia (que se transcribe al final de este mensaje), en la que el Monseñor Redondo resaltó que “nos estruja el corazón, pero es muy linda para leer”.

El broche del encuentro fue la misa que se celebró junto con las más de 900 personas que participaron del encuentro diocesano, que presidió el Padre Obispo Tissera, con el Padre Obispo Redondo y el Padre Obispo Juan Carlos Romanín sdb, emérito de Río Gallegos, los sacerdotes y diáconos de la diócesis.