viernes, julio 19, 2024

QUILMES

LA PROVINCIA INCORPORÓ EL PRIMER EQUIPO DE CAMILLERAS MUJERES A UN HOSPITAL: CUMPLIRÁN FUNCIONES EN EL ISIDORO IRIARTE

El gobierno bonaerense incorporó por primera vez a un hospital público de la provincia un equipo de nueve mujeres en puestos de camilleras, una tarea que tradicionalmente se asignaba a hombres, informaron fuentes oficiales.

Las camilleras, que se ocupan del traslado y del acompañamiento de pacientes y familiares, ya trabajan en los servicios de pediatría y ginecología del Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes y, en las próximas semanas, se sumarán también a la Maternidad.

“La idea es poner en tensión la posición que coloca a las mujeres en determinados oficios o trabajos y que las excluye de otros dentro del sistema de salud”, explicó la licenciada Adriana De Figueredo, directora asociada del hospital provincial de Quilmes.

Hasta ahora, el ministerio de Salud provincial contaba con cinco camilleras en diferentes hospitales públicos provinciales, pero ahora con la incorporación de este equipo de nueve trabajadoras al Iriarte se afianza esta tendencia inclusiva en los planteles hospitalarios.

Las nuevas camilleras que se formaron e incorporaron al Iriarte se habían desempeñado previamente como becarias en diferentes postas de vacunación del partido de Quilmes, en el marco de la pandemia de Covid-19, y por decisión del gobierno provincial obtuvieron continuidad laboral en establecimientos sanitarios bonaerenses.

Una de las nuevas camilleras del Iriarte, Mónica Martínez, dijo que “hay gente que está muchos días en el hospital, entonces también es importante el acompañamiento que nosotras podamos dar; tratamos de ayudar y escuchar lo que necesitan en cada traslado”.

Además, señaló que se siente parte de una “innovación” dentro del equipo de salud, que contribuye a romper el mito de que este rol es un trabajo que sólo pueden realizar hombres”.

Por su parte, Nadia Pérez, otra de las nuevas camilleras del servicio de Pediatría, afirmó que su función no se limita al traslado de niños y niñas desde la guardia y sala de internación hacia otros servicios, sino “también, a acompañar y dar contención a los chicos, a las madres, padres y personas que acompañan a los y las pacientes pediátricas”.