sábado, junio 22, 2024

NACIONALES

ADVIERTEN QUE EL PRESUPUESTO EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA CAYÓ UN 24% INTERANUAL EN LO QUE VA DE 2024

La ejecución de la Función Ciencia y Tecnología (CyT) del presupuesto nacional cayó un 24,2% en términos reales durante los primeros cinco meses del año, en comparación con el mismo periodo de 2023, de acuerdo al último Análisis Presupuestario elaborado por el Centro Iberoamericano de Investigación en Ciencia, Tecnología e Innovación (CIICTI).

El estudio reveló que la actual retracción está incluso por encima de la caída real de la ejecución del Presupuesto de la Administración Pública Nacional (APN), que desciende un 22,8% en términos reales.

En caso de continuar por esta vía, la proyección realizada por el CIICTI indica que en un solo año la caída será similar a la producida en los cuatro años de gestión del ex presidente Mauricio Macri entre 2015 y 2019. De esta manera, el presupuesto científico-tecnológico se encuentra 36 puntos reales por debajo de los valores de 2015.

A su vez, en relación con la ejecución, el análisis precisó que al último día de mayo ya se devengó el 57,6% del crédito total y el 69,46% del presupuesto destinado a salarios. En tanto, once de los dieciocho organismos que ejecutan salarios en el marco del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación ya consumieron más del 75% de su crédito.

Al respecto, el CIICTI consideró que, a la fecha, este valor debería rondar el 32,2%, teniendo en cuenta la inflación acumulada prevista a lo largo del año. En este sentido, los casos más graves aparecen en organismos como CONAE, CONICET o CNEA, que se encuentran cercanos al 80% de ejecución.

Desde el centro de investigación indicaron que “considerando que junio por sí solo representa más del 11% del gasto salarial del año, se vuelve evidente que tarde o temprano deberán concederse ampliaciones presupuestarias para poder pagar los retrasados incrementos concedidos en el marco de la paritaria del sector”.

Al mismo tiempo, se observa que el Crédito Vigente desciende para el grueso de los organismos del sector en el orden del 42% real, siendo el INTI y el INTA los que menos declinan y las Universidades Nacionales las más afectadas, con una caída por encima del 87% real respecto de 2023.

En el caso del CONICET continúa indicando una caída cercana al 26,9% real, en línea con la previsión del retroceso real de los salarios y becas del organismo. El descenso real en la ejecución de los cinco primeros meses alcanza el 6,9% contra el 2023, lo que marca una caída más leve respecto de lo que se observa en otros organismos.

Caída en los sueldos

El informe evaluó el rendimiento de los salarios desde que asumió el gobierno de Javier Milei y arrojó que “en apenas 6 meses de gestión, y suponiendo una inflación del 4,7% en mayo, los sueldos CIC-CPA del CONICET han caído un 23% real, los ingresos de los investigadores y docentes de las Universidades Nacionales un 31,7% y las remuneraciones del personal del Sistema Nacional de Empleo Público un 12,2%”.

Al respecto, expresó que “si en el CONICET en octubre y noviembre de 2023 se había alcanzado el nivel salarial de diciembre de 2015, en marzo ya se encuentran 22 puntos por debajo”. Mientras que “en las Universidades Nacionales la caída es más acelerada aún, ubicándose a 38 puntos del mes base”.

Deuda flotante

En relación a la deuda flotante del Estado con el sector científico-tecnológico, el estudio hizo hincapié en “el nivel inusualmente elevado de deuda en los incisos no salariales o relacionados con el pago de becas”.

En este sentido, precisó que al finalizar mayo “se encuentra pospuesto el 31,1% de los pagos por bienes de capital, el 28,1% de las transferencias (mayormente a las universidades y otros organismos del sector público y privado, así como también el pago de subsidios y proyectos), y el 23,6% de las compras de insumos críticos y bienes de consumo”.

De esta manera, el CIICTI señaló que “junto con la demora en la actualización de los créditos vigentes y la caída de los salarios reales, se trata de uno de los más severos indicadores de la desarticulación de las capacidades del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI) para desenvolverse en el marco de la ejecución de las actividades científicas y tecnológicas”.